Nuestro Blog

Como conseguir un gran ahorro energético en la comunidad de vecinos

El ahorro energético debe ser un logro de toda una comunidad, pero los gastos de los mantenimientos y comodidades con la que disfrutamos estos servicios pueden llegar a ser muy costosos, por ello, lo mejor es que tomemos conciencia del uso de la energía en nuestros hogares, la energía funcionara a la perfección cada rato. El mantenimiento evita que el aparato que no funcione genere más consumo de la energía a lo que en realidad se necesita durante el día y así disminuir el precio de la facturación.

A todo esto, se deben tomar en cuenta medidas de ahorro de energía, para la comodidad de la comunidad. Una de las opciones  con la que podemos ahorrar la energía es el uso de aparatos; existen en la actualidad aparatos especializados en el ahorro energético, tales como bombillas LED, detectores de movimiento, baterías de condensadores; estos reducen el consumo diario de energía y permiten un buen funcionamiento en todas las instalaciones existentes en la comunidad. Pero ¿conocemos cuáles son estos aparatos ahorradores? A continuación explicaremos cada uno de ellos.

Bombillas con tecnología LED

El LED viene del inglés (Light Emiting Diode), que en español se traduce como  diodo emisor de luz. Es un cuerpo semiconductor solido que al recibir corriente eléctrica así sea de baja intensidad despide luz de manera rendidora y eficiente. Esta tecnología permite el ahorro energético en la factura de luz, en un 80%; la vida útil de una lámpara LED es 30 veces más que una lámpara incandescente además que apenas necesitan mantenimiento, son menos contaminantes, por lo tanto estaremos contribuyendo a la conservación del medio ambiente en el cual habitamos y no producen calor al contrario de las convencionales. El precio de estas luces es más que el de la convencional, pero la diferencia del precio se verá en la cantidad ahorrada en la primera factura emitida, a partir de la instalación de las bombillas LED. Estas bombillas ahorradoras están en constante evolución y gracias al ahorro de la energía eléctrico con su uso, puede ser utilizado en iluminación de áreas urbanas, para edificaciones, hospitales, escuelas, hoteles, centros comerciales entro otros.

Detectores de movimientos

Estos aparatos ayudan a ahorrar la energía; muchas veces olvidados apagar las luces de nuestro hogar al salir hacia nuestros trabajos o cualquier cosa que nos motive a salir de casa. Su instalación es sencilla y rápida, por lo que el especialista en electricidad lo instalara en poco tiempo. Son recomendados en comunidades donde hay mucho movimiento de vecinos; al no haber algún tipo de movimiento en la zona este apagara la luz sin utilizar el interruptor al contrario del tradicional, son muy prácticos.

Batería de condensadores para garaje

Cuando se tiene un garaje para los vehículos en la zona, lo más recomendable es la instalación de este tipo de baterías para evitar el los precios elevados. El precio de la instalación de un garaje con puerta eléctrica genera una factura con una cantidad que podemos reducir si realmente lo deseamos y solo puede instalarse mediante un técnico profesional. La batería de condensadores reduce el consumo de la energía reactiva la cual es la que ocasiona el alto precio en la factura de luz.

 

Cambiar un tubo fluorescente por un tubo LED

Si tiene spensado sustituir los tubos fluorescentes por los tubos LED lo mejor es que compruebes primero el cableado de la lámpara, eliminando la reactancia, el cebador y enchufar los dos cables a las dos patitas del tubo.

  • El primer paso es apagar el equipo, para así estar seguros de que no llegue corriente.
  • El segundo paso es quitar el tubo fluorescente, anular la reactancia y el cebador.
  • El tercer paso es conectar la FASE a un extremo, el NEUTRO al otro expremo.
  • El cuarto paso es comprobar que enciende.

Reactancia y cebador.

Aunque los tubos LED no requieren la reactancia y el cebador para el encendida, estos hacen que los LED sean mucho más eficaces ya que por su funcionamiento hace que se consuma mucha menos potencia de luz, con lo que ilumina mucho más por menos precio.

Para que el tubo emita luz hay que tener varias condiciones cumplidas, el gas tiene que estar a una temperatura elevada, por ello que tarde un poco más que el resto en encenderse, además tienen que poder pasar los electrones de un extremo al otro. Para que ilumine más el LED se usa un cebador, mientras que la reactancia usa la potencia eléctrica.

EL LED tiene muchas ventajas, entre ellas el más importante, el ahorro energético, que oscila entre 3 y 8 vatios por tubo. El tubo convencional tiene una vida de unas 8000 horas, mientras que el LED tiene una vida útil de 50000. En función de la calidad de cada tubo. No solo por las horas de vida, también son mucho más resistentes y tienen menor consumo, además que los LED son de arranque instantáneo y no les afecta la hora de encendido. Uno de los puntos a favor es que ayuda al medio ambiente, ya que están fabricados con vapor de mercurio los tubos normales que son altamente nocivos.

Los tubos LED se amortizan en muy poco tiempo, ya que como verás son muy duraderos y una gran garantía, por lo que cómpralos en establecimientos oficiales.

Modificación de la instalación eléctrica

La modificación más importante en el hogar es la renovación de la instalación eléctrica, ya que con eso prevemos posibles accidentes que pueden afectar directamente nuestra seguridad.

Al pasar los años, los domicilios comienzan a necesitar nuevas instalaciones eléctricas y al mismo tiempo generan más consumo y un mayor uso de potencia.

Cuadro de distribución

En todos los locales o viviendas existe el cuadro de mando y distribución. Este se encarga de dividir los puntos de luz en distintos circuitos (cocina, horno, iluminación y placa).

Los circuitos son manejados por dispositivos de nombre PIA (pequeños interruptores automáticos). Estos se encargan de cuidar al cuadro de distribución cuando existe una sobrecarga o un cortocircuito y a su vez son controlador por un interruptor general de potencia.

Calculando la potencia contratada necesaria

Tomar esta decisión es realmente fácil, basta con calcular cuáles electrodomésticos vamos a utilizar en el hogar para saber qué tanta potencia contratada necesitaremos; esto variara en gran medida de si utilizaremos aire acondicionado, que tipo de calefacción, lavadoras, entre otros electrodomésticos. Por estándares de electricidad, la potencia contratada mínima que dispone un hogar de forma predeterminada es de 5750V a 230W, pudiendo la misma ser ampliada en un futuro.

Hay una serie de electrodomésticos generales que suelen usarse recurrentemente en un hogar; artefactos como nevera o frigorífico, calentador de agua, lavadora, aspiradora y plancha suelen necesitar una potencia de aproximadamente 4,6kW.

De forma adicional, si quisieran añadirse electrodomésticos como lavavajillas, campana extractora de humo, horno o cocina vitrocerámica, el número ascendería a 7kW. Así mismo, de utilizar calefacción eléctrica o sistema de aire acondicionado, es posible que hagan falta 9kW de potencia contratada.

¿Cuándo es momento de renovar las instalaciones eléctricas?

Según profesionales de la electricidad como lo son los electricistas baratos Leganes, el periodo de tiempo más idóneo es cada 10 años, aunque es difícil determinar cuánto se podrá mantener o funcionar apropiadamente un sistema, ya que muchos factores como humedad o frecuencia de utilización pueden hacer que el tiempo varíe.

Una de las señales más claras para determinar que es necesario renovar el sistema eléctrico del hogar, se encuentra en los enchufes o tomas de corriente; si los mismos provocan chispas al momento de conectar aparatos o simplemente accionarlos, es sinónimo de que hace falta substituirlos.

Otra señal que puede ayudarnos a saber el estado de nuestro sistema eléctrico, es el olor a cable quemado. En algunas ocasiones, cuando los cables se recalientan producto del deterioro desprenden un olor similar al del pescado. Ante esta advertencia hay que ser sumamente cuidadosos ya que el recalentamiento o desgaste del protector plástico de los cables podría ocasionar un incendio o cortocircuito.

Cableado por canaletas o empotrado

Las instalaciones eléctricas generalmente se montan mediante dos métodos diferentes: empotrando los cables en estructuras interiores, o cercándolos mediante canaletas pegadas a la pared o piso. Instalar los cables de forma empotrada es bastante estético, pues los mismos no quedan a la vista sino que se ubican dentro de la pared. Esta instalación se lleva a cabo mediante el uso de rozas o regatas en la pared, y luego se introducen los cables mediante tubos corrugados. Para finalizar la instalación se utilizara macilla o yeso para cubrir las rozas y espacios huecos.

El segundo método como hemos mencionado previamente es a través de canaletas. Estas son fáciles de montar pero no quedan ocultas a la vista. Aunque no sea la opción más estéticamente agradable, destacan por su practicidad de instalación y desmonte. De presentar fallas o averías en algún cableado, las canaletas de podrán desmontar y montar con facilidad, a diferencia del cableado empotrado, en el cual tendríamos que picar la pared para ubicar la falla.

Consideraciones eléctricas para la cocina y el baño

Las instalaciones eléctricas son especialmente delicadas en zonas con alto nivel de humedad. El baño y la cocina no escapan a esta realidad, pues por la naturaleza de su función utilizan mucha agua de forma seguida.

En el baño por ejemplo, está prohibido instalar cualquier dispositivo eléctrico como enchufe, interruptores y luces en zonas como la bañera o el lavabo. La seguridad eléctrica en la cocina es determinada por la descentralización de circuitos. Entre los distintos circuitos a establecer en la cocina, tenemos el de alumbrado con 10 amperios en su haber, seguido del circuito de cocina y horno con 25 amperios, seguido está el de lavavajillas y lavadora con 25 amperios, y finalmente el de tomas de corriente de fuerza con 16 amperios.

Es importante mencionar que entre todo interruptor, enchufe o toma de corriente y el agua, la distancia debe ser mínimo de 100 centímetros.

Si has encontrado interesante este artículo o aun no has respondido tus dudas respecto a la instalación de un nuevo sistema eléctrico, no dudes en contactar con nosotros para poder dar pronta respuesta a tus inquietudes.
 

Los productos electrodomésticos con mayor consumo eléctrico

Para nadie es un secreto que los costos de electricidad siguen en aumento, por lo que hacer un uso óptimo de la electricidad es sumamente importante. Según listas de precio en compañías electrónicas, se estableció un precio por hora entre 88 y 98 euros por megavatio.

Ante esta situación, hay que determinar que puede hacerse para ahorrar electricidad. La respuesta más pronta consiste en hacer un mejor uso de los aparatos electrónicos, desconectándolos cuando no se usen o racionalizar su uso cuando estén funcionando, pero también puede ahorrarse electricidad conociendo cuales electrodomésticos consumen más energía.

Lista de electrodomésticos con mayor consumo de energía

Vitrocerámica

Las hornillas de vitrocerámica son una importante innovación en las áreas de cocina por su presentación estética y su cómodo uso sobre las hornillas convencionales; a pesar de esto es uno de los artefactos que más energía consumen en los hogares (alrededor del 7,4% aproximadamente), principalmente porque se utiliza diariamente.

Frigorífico

Entre los electrodomésticos más comunes en los hogares, el frigorífico figura entre los que consumen mayor energía. Se estima que la cifra es de 6,64%, pero dicho número es para frigoríficos antiguos que tengan mucho uso en su haber. Lo más inteligente para ahorrar energía es contactar a un profesional de la electricidad como es el electricista Leganes, de forma que nos asesore para cambiar el frigorífico por un modelo nuevo de bajo consumo.

Bombillas

Por cuestiones de iluminación, cualquier hogar debe contar con una cantidad considerable de bombillas para no estar a oscuras. Estos pequeños artefactos consumen mucha electricidad, y se utilizan por largos periodos de tiempo en las noches. El substituto ideal de las bombillas convencionales son las bombillas LED, aunque su precio es bastante elevado y difícilmente se puedan cambiar todas de una sola vez, tienen una vida útil mucho mayor y su consumo de energía es más eficiente.

Televisión

Pocas personas realmente practican un uso eficiente del televisor, ya que muchos disfrutan tenerlo encendido de forma prolongada. Obviamente esta situación significa un gasto muy alto en energía eléctrica, incluso cuando actualmente hay tantos televisores en el mercado auto catalogados de bajo consumo. Con respecto a la opción de stand by, recomendamos apagar el televisor en su totalidad (si es posible desconectarlo) para que no consuma absolutamente nada de energía.

Existen otros electrodomésticos que también consumen energía en los hogares, tales como microondas o equipos de computación, pero sus requisitos energéticos con mucho menores que los anteriormente listados.

Un servicio de mantenimiento eléctrico es importante de forma periódica en los hogares, pues un desperfecto en el cableado o sistema eléctrico del hogar puede representar una fuga, que naturalmente aumentara la factura de electricidad.

 

 

¿Cuál es la mejor bombilla para mí?

Cuando elegimos que bombillos utilizar en nuestra iluminación debemos tomar en cuenta varios detalles antes de comprarlo.

  • La primera sería el costo, ya que tenemos que comprar algo que esté en nuestro presupuesto.
  • La segunda, la durabilidad, no nos servirá de nada realizar una inversión si esta se dañara en muy poco tiempo.
  • La tercera el consumo, cuanta electricidad consumen estas bombillas y si esto afectará en nuestra factura de luz.
  • La cuarta, la cantidad de luz (lúmenes), cuánta luz nos proporcionará.

Podremos encontrar en el mercado varios dispositivos de iluminación y cada uno con sus distintas características. Entre ellas los electricistas autorizados Leganes tenemos:

Bombillas incandescentes: Son tradicionales, emiten pocos lúmenes, consumen mucha energía, son económicas y su durabilidad no es alta.

Bombillas de ahorro de energía: Son duraderas, consumen menos que las incandescentes, su luz es blanquecina y fría y puede ser poco agradable para algunos espacios.

Bombillas halógenas: Su duración es más alta que la de las incandescentes, emiten gran cantidad de lúmenes, son caras, consumen bastante, además de todo esto un factor negativo de este tipo de bombilla es que su temperatura de funcionamiento es muy alta, se tendría que evaluar en qué lugar la colocaremos.

Lámparas LED: Por supuesto, estas son las que menos energía consumen, emiten bastantes lúmenes, su durabilidad es la mejor, pero, son mucho más caras que cualquier otra bombilla.

Tubos fluorescentes: Su consume es bajo, no son costosos, emiten luz blanca y su durabilidad es mejor que las incandescentes y halógenas.

¿Qué elegir?

La elección debe realizarse con la clase de instalación que se esté diseñando, para que se usara y en qué lugar se instalará. El lugar y el tiempo que se usará son factores importantes que evaluar antes de comprar cualquiera de las bombillas, ya que si es un evento temporal no es una bueno opción comprar luces LED que son tan costosas, en un hospital no es recomendado comprar las incandescentes, ni ninguna instalación que posee pocos lúmenes, entre otros.

Debe elegir correctamente el tipo de iluminación, todo dependerá de los factores: costo, durabilidad, potencia de consumo y tipo de luz. No siempre lo más económico es lo que mas conviene. Realiza un estudio previo para poder tener la mejor decisión.

 

Importancia de la reforma eléctrica

Relativo a la seguridad

Al momento de reformar o cambiar una vivienda de forma íntegra, es elemental el cambio de las instalaciones eléctricas. Cuando existen cableados de mucha antigüedad o incluso defectuosos, hay peligros inminentes de incendio o electrocución ante cualquier desperfecto o falla en el sistema, poniendo en riesgo a nuestro hogar.

A medida que la tecnología avanza, las viviendas se van optimizando en cuanto a electrodomésticos, y por supuesto la demanda de electricidad fluctúa. A la luz de esta situación es sumamente importante realizar una reforma eléctrica que permita aumentar la potencia contratada, instalar nuevas tomas de corriente y puntos de luz, así como utilizar de forma segura y adecuada los electrodomésticos que dispongamos en el hogar.

La reforma en el cuadro general o fusilera

El cuadro general comprende todos los circuitos conectados en una casa o apartamento, se podría decir que es el corazón de la electricidad de una vivienda, por lo que debe ser manipulado únicamente por electricistas capacitados al momento de hacer la reforma eléctrica.

Esta fusilera o cuadro general incluye varios circuitos que le dan sustento a toda la instalación eléctrica del hogar, tales como la cocina, la lavadora o secadora, lámparas, entre otros. Estos circuitos se controlan mediante diferenciales o “automáticos”, los cuales se encargan de suspender la retroalimentación eléctrica de los dispositivos en caso de cortocircuito o sobrecarga. Así mismo, los diferenciales son controlados por un interruptor general de potencia, que ante una avería o falla de gravedad en el sistema eléctrico, cortara por completo el suministro de energía.

¿Cuándo es momento de realizar una reforma total de electricidad?

La reforma eléctrica es un tema importante que puede tomar años de instalación y modificación, por lo que es importante el saber el momento más idóneo para llevarla a cabo. El eje central de esta decisión es el estado de nuestro sistema eléctrico. Si en nuestro haber tenemos enchufes muy desgastados o interruptores en mal estado, produciendo chispa al conectar dispositivos en los enchufes, son señales claras de que la reforma eléctrica debe realizarse con prontitud para preservar la seguridad de los dispositivos electrónicos.

Cuando el sistema eléctrico tenga cables con la goma protectora agrietada o desgastada, o al encender las luces o dispositivos percibimos olor a cable quemado, es clara señal de sobrecalentamiento del cableado, lo cual podría producir un incendio.

La electricidad relativa a la cocina y el baño

Estas dos zonas del hogar son delicadas en cuanto a electricidad se refiere, ya que son áreas que concentran mucha humedad y esta produce fallas y averías eléctricas.

Aparte de la humedad, la cocina requiere atención especial porque los artefactos electrónicos que residen en ella requieren de una potencia adicional para funcionar adecuadamente.

Para mejorar el rendimiento y seguridad de ambas áreas, el cableado se divide en cuatro circuitos diferenciados, cada uno con su respectivo automático regulador: Circuito eléctrico para enchufes de fuerza, circuito eléctrico para lavaplatos y lavadora, circuito de iluminación y circuito determinado para horno y cocina.

Dentro de esta reforma, hay una medida de seguridad relativa a la distancia que debe haber entre cualquier interruptor y las cañerías o fuentes de agua, la cual debe ser de mínimo un metro. Además, por obvias razones de seguridad hay áreas del baño en las cuales está prohibido instalar enchufes eléctricos, tales como la ducha, el interior del lavamanos, entre otras dependiendo del caso.

Respecto a instalaciones eléctricas empotradas y por canaleta

Cada forma de instalar un cableado tiene sus beneficios y sus contras, por lo que es importante definir que método vamos a preferir al instalar los cables de nuestro sistema eléctrico.

La instalación empotrada, como bien lo dice su nombre, consiste en conducir todos los cables por el interior de las paredes mediante rozas, introduciendo un tubo corrugado que contendrá los cables en su interior hasta los puntos de luz o cajas de unión. La ventaja de este método es que el cableado no estará a la vista, de manera que su aspecto es muy estético. Como desventaja encontramos que al momento de necesitar llevar a cabo una reparación o reemplazo, tendrá que picarse la pared para llegar hasta el sitio de la avería.

La instalación por canaleta nos ofrece una óptica diferente, pues son muy fáciles de instalar. El inconveniente con este método es que están a la vista, lo cual no las hace en la forma más estéticamente agradable, aunque actualmente en el mercado hay variedad de modelos bastante discretas. La facilidad o beneficio principal de las canaletas es su practicidad y versatilidad, pudiendo colocarlas o desmontarlas con casi nulo esfuerzo; este punto es muy importante para cuando haya averías o desperfectos en el cableado que va a través de ellas.

Calculando la potencia contratada necesaria

La potencia contratada siempre dependerá de la cantidad de electrodomésticos que vayan a utilizarse en la vivienda, así como también los electrodomésticos que planean adquirirse en un futuro dependiendo de su demanda energética. Un número bastante promedio referido a la potencia aproximada de un hogar común con lavadora, nevera, lavavajillas, calentador de agua, plancha, aspiradora y televisor es de 4,6 KW. Si quisieran añadirse otros artefactos como cocina de vitrocerámica, campana extractora o calefacción/aire acondicionado, el número incrementaría hasta unos 7KW, aunque no es habitual ni probable que todos y cada uno de ellos vayan a estar encendidos al mismo tiempo.

Nuestro electricista autorizado Leganes siempre solventara cualquier averia que tengan es su propiedad