Reparacion de un enchufe

En ocasiones los enchufes de los aparatos eléctricos se dañan, pero afortunadamente sustituirlos no es tan difícil como parece.

El deterioro de los enchufes generalmente ocurre por una de las siguientes razones:

  1. Problemas en el circuito eléctrico, ya que un golpe de tensión generalmente ocasiona el quemado de los cables.
  2. La manipulación inadecuada por parte de los usuarios, o
  3. Una utilización continua o muy frecuente

Afortunadamente en la mayoría de los casos esto no significa que debamos desechar el aparato, ya que el enchufe puede repararse.

Problemas con el enchufe

Como saber que los enchufes se han echado a perder? Obviamente lo principal es cuando el aparato eléctrico deja de funcionar al estar enchufado, pero además puede ocurrir que el aparato funcione a veces sí y otras no, dependiendo del movimiento del cable. En este caso lo más probable es que esté realizando un falso contacto. Ambas situaciones ameritan la reparación del enchufe.

En caso de “falso contacto” es importante reparar el enchufe tanto como cuando el aparato deja de funcionar.

Antes de continuar averiguando como podemos reparar un enchufe, resulta conveniente aclarar algunos términos para facilitar la comprensión. Un enchufe se compone de dos partes, el enchufe macho o clavija y la toma de corriente; de aquí en adelante al referirnos al enchufe, estaremos hablando de la clavija.

El enchufe de la mayoría de los aparatos eléctricos generalmente viene recubierto completamente con un material aislante, principalmente de plástico, que hace imposible el desmontaje. La finalidad de ello es hacerlos más seguros, sin embargo ante un problema con el enchufe, son muchos los usuarios que piensan que el aparato debe sustituirse por uno nuevo, al no conseguir la forma de desmontarlo para revisar el interior, encontrar el problema y corregirlo.

Esta creencia es completamente falsa, ya que un enchufe nuevo puede ser comprado en una ferretería cercana y aunque no será desmontable y por tanto no garantizará el mismo grado de seguridad que el original, igualmente permitirá continuar utilizando el equipo, sin ponerlo en riesgo. Esta solución aplicará solo si el desperfecto es producto del deterioro de la clavija.

Cómo reparar el enchufe

Ahora bien, ya identificado el problema en el enchufe, repararlo supone como primer paso el desmontaje del mismo, en los casos en los que es posible o la eliminación, cuando se trate de uno no desmontable. Al realizar este primer paso el resultado será el cable suelto para iniciar la conexión del nuevo.

El segundo paso consiste en descubrir los tres hilos que se encuentran en el interior del cable de tal modo que queden a la vista, para lo cual necesitaremos retirar el material aislante del cable unos 3 o 4 centímetros.

A continuación encontraremos que los hilos están también recubiertos por aislantes. Para facilitar la identificación de cada hilo, estos aislantes vienen siempre en colores normalizados, de tal manera que: el hilo de fase es de color negro, aunque en algunos casos puede ser marrón o gris. El neutro es azul y el de tierra puede ser amarillo o verde. Esta diferenciación de cada hilo es lo que va a permitir la correcta instalación del nuevo enchufe.

Como colocar los cables en el nuevo enchufe? Los hilos de fase y el de neutro se enrollarán alrededor de las patas, en tanto que el de tierra se conectará con el tornillo que se encuentra en el centro del enchufe. Es muy importante ajustarlos bien para estar seguros que con el uso no se aflojaran. Un dato adicional, la fase y el neutro no importa alrededor de cuál de las patas se enrosque, pero lo que sí es imprescindible es que el neutro lo haga del tornillo.

Listo, ahora ya puede colocar el enchufe y continuar disfrutando de su aparato nuevamente.

Unos últimos consejos para prevenir el deterioro de los enchufes:

Ya sabemos las razones que ocasionan el deterioro de un enchufe, ahora conozcamos lo que está en nuestras manos para evitarlo.

  • Al desenchufar un aparato debemos procurar hacerlo del modo correcto, esto es tomando el enchufe y ejerciendo presión sobre el para desconectarlo del tomacorriente. Nunca tirar del cable.
  • Para prevenir que un enchufe se queme, lo más recomendable es utilizar regletas con interruptores en vez de ladrones, al requerir conectar varios aparatos en un mismo tomacorriente. También debe tomarse en cuenta que estos tienen una capacidad, que si es superada puede provocar una sobrecarga.
  • Mantener los aparatos desenchufados cuando no están en uso es otra forma de prevenir el deterioro, esto resulta especialmente conveniente con los que no se usan frecuentemente.
  • Al enchufar un aparato lo más conveniente es evitar que los cables queden demasiado tensos, ya que esto produce un exceso de presión tanto en la clavija como en el tomacorrientes, lo que a la larga ocasiona el deterioro.
  • Tome la precaución al enchufar un aparato, para que el cable no quede suspendido del suelo, esto puede provocar accidentes si alguna persona al pasar no lo ve; entre ellos que el enchufe se rompa o que el equipo e inclusive de la persona se caiga.
  • nunca dejar que el aparato penda del cable, aun cuando este sea muy ligero. Ello también ocasionará tensión.
  • Para prevenir consecuencias graves como incendios o descargas eléctricas, pero también para evitar que el plástico del enchufe se deforme y por ende el mismo se dañe, asegúrese de mantener las fuentes de calor lejos de los enchufes.